Animarse.

ANIMARSE 💪🏻.

Escribo y borro. No sé cómo transmitir está mezcla de penita con angustia y nostalgia, salpicada con la alegría que me genera haber elegido continuar esta aventura y contra todos mis pensamientos, animarme a dejar lo conocido para una vez más, aterrizar en lo ajeno y desconocido. Que difícil se me hace irme. Chile es mi segunda casa y ahora no sólo extrañaré Argentina, sino este maravilloso país y todo lo que vivi en él.

Animarse. Tomar decisiones con la información que uno cuenta hoy. Sin futurologia, más bien con la esperanza de que todo va andar bien porque estamos juntos los 4. Sea cual sea el resultado, siempre lo positivo va a ser, haberlo intentado. Y con ese espíritu y a contramano de mis categóricos pronósticos, levanto mis petates y me voy.

Se cierra un capítulo tan inmensamente feliz como desafiante y desestabilizador. Nos llevamos personas que el destino quiso poner en nuestro camino y que hicieron de esta estadía, una estadía fantástica y que para mi asombro, me regalaron hermosos momentos, aprendizajes, recuerdos y cariño que perdurarán en mi por siempre. Encontrar a esta altura de la vida nuevas amigas no era algo que vine a buscar, sin embargo, es hoy de lo que más me cuesta alejarme.

Hace 7 años atrás, éramos dos adolescentes entrados en años y nos vamos 4 y formando familia. Una familia que supimos construir lejos de la familia. Una familia que sigue creciendo y que aprende todos los días a tenerse, a cuidarse y a pasarla bien sin tanto ruido. Una familia que a veces saborea la amargura de un cumpleaños trasmitido por skype pero y casi al mismo tiempo, se regocija con visitas intensas, con charlas telefónicas eternas y fotos o vídeos especialmente dedicados, que no hacen más que reforzar los vínculos demostrando una y otra vez, que cuando hay amor de verdad, no hay distancias.

Aquellos que ya se han ido, sabrán comprender mejor que otros, como cuesta ese abrazo apretado de despedida. Ese dolor de panza que te genera ir tras lo nuevo, sabiendo que de nuevo te perderás en tu nueva ciudad y que la charla casual en un parque, podrá transformarse en una amistad entrañable.

Jamás me imagine en esta situación. Pero ni por cerca. Cuánto más amontonados a lo míos, mejor. Y acá estamos. Valientes y entusiasmados. Asustados y felices. Pero animándonos.

Agarrados de las manos vemos arrancar el camión, dejando una parte de nosotros en este suelo, en esa mesa de amigas, en esa conversación, en ese abrazo, en ese cumple, en ese festejo, en ese juego de cartas, en ese nacimiento, en ese asado. Me llevo todo eso. Porque las personas somos eso, historias compartidas. Porque el mundo es inmenso y pequeño al mismo tiempo. Porque estábamos destinados a encontrarnos.

Respiro hondo, miro a mis hijos con ternura porque son lo más del universo, le sonrió a mi marido porque lo admiro y lo acompaño firme y decidida y cierro la puerta, para abrir otra que me regalará una nueva oportunidad de reinventarme. Tal vez cocine los cupcakes que me niego a cocinar, tal vez lea más y chatee menos, tal vez vuelva a cantar, quizás repose este espacio para darle un significado diferente o los atormente con relatos, tal vez estudie algo, tal vez me tiña el pelo de rojo o trabaje como alguna vez lo supe hacer. No lo sé, solo se que tengo una nueva chance de animarme a ser lo que quiera ser.

Hasta pronto Chile 🇨🇱. Esta vez parece que es en serio y que llegó el día. Te llevamos con nosotros ❤️.

Autor: Flor the Flower

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s