Ser Mamá

SER MAMÁ. (Hoy un post especial)

Ser mamá es mucho más que un embarazo. Mucho más que un parto, mucho más que una teta. Ser mamá te hace vulnerable. Ser mamá te sacude porque te marea, te hace perderte, para luego encontrarte. Siendo la misma pero distinta.

Ser mamá te aleja para después acercarte. Ser mamá no es algo fácil pero tampoco tan difícil. Ser mamá te hace culposa e insegura y al mismo tiempo firme y determinada. Ser mamá te llena, pero a veces te rebalsa.

Ser mamá es mucho más que la papilla, el brócoli al vapor, los pies descalzos y el porteo. Ser mamá es querer a alguien más que a uno mismo. Ser mamá es elegir lo mejor, dentro de las circunstancias que a cada uno le toca.

Ser mamá es dar calor y dar amor sin pedir nada a cambio. Ser mamá es ver más allá de la acción para socavar en la emoción. Ser mamá es acompañar sin asfixiar. Ser mamá es comprender y perdonar. Ser mamá es equivocarse y remendar. Ser mamá es aprender más que enseñar. Ser mamá es no rendirse y luchar.

Ser mamá a veces cansa. Ser mamá a veces pesa. Ser mamá es perder un poco la libertad para criar hijos libres. Ser mamá es acomodarse a lo que nos toque, priorizando muchas veces las necesidades de ellos por encima de las nuestras.

Ser mamá es la experiencia más gratificante de la vida, más pasional y más mágica que puede existir. Es la historia de amor mas taquillera, porque es el único amor que genuinamente es eterno.

Llevó la marca en mi ser, pero no de la cesárea, sino de la huella en mi corazón. En mi reposa una especie de leona capaz de dar la vida por ellos y al mismo tiempo el más indefensos de los animalitos del reino, que teme porque sufran o la pasen mal.

La mirada de una mujer madre se nota. Pero no únicamente en la superficialidad de su cansancio, más bien en ojos que transmiten que su alma, reposa en el alma de otro ser.

Seamos madres como nos salga. Brindemos nuestra mejor versión.

Sintamanos cómodas con nuestra forma más auténtica de pensar y actuar.

Hagamonos responsables de los hijos que nos tocaron y ayudémoslos a hacer su camino. Sí, el de ellos y no los nuestros frustrados.

Cuidémoslos de un mundo cada vez más cruel, violento y superficial. No los hagamos indiferentes. Seamos su ejemplo. Seamos madres empáticas , admirando las diferencias y potenciado nuestra esencia. Seamos sin tanto estereotipo. Seamos sin tanto manual. Seamos amorosas con ellos y con los demás. Seamos incondicionales. Seamos.

En esta oportunidad dedico este post a la mamá de Itati, Ines. Y te invito a conocer su historia. La de una niña que lucha por vivir y que necesita de nuestra colaboración. Itatí nació con un defecto abdominal grave que requiere de una operación urgente. Los médicos pensaban que no iba a sobrevivir, pero cada día ella demuestra lo contrario.

Como mamá me siento muy conmovida al conocer su historia, al ponerme medio segundo en los zapatos de esos papás, por eso cedo mi espacio Flor the Flower, para invitarte a que si podes, colabores con la campaña en http://www.juntosxitati.com. Muchas gracias de antemano. Una familia entera te lo agradece. #juntosxitati

Autor: Flor the Flower

Foto: Ines según @voypormi_insta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s