Una buena noche

Suelo no vivir de recuerdos ni de tiempos pasados, se que son parte mía y la causa de lo que soy y donde estoy, y ahí quedaron. Pero en Diciembre me pongo un poco nostálgica. Es una época del año con los sentimientos a flor de piel. Es una época del año donde cualquier excusa es buena para vestirse bonito, poner linda mesa, cocinar algo rico y compartir. Donde me permito decir algún te quiero y deslizar un te extraño. De las pocas celebraciones donde verdaderamente me encuentro y donde disfruto del antes, durante y después.

Desde que soy chica que celebro estas fiestas con mucho entusiasmo.

Encarar la Navidad con niños en casa tiene un encanto particular. Claramente la ilusión es contagiosa. Que lindo tener excusas para soñar, que imagen más dulce la de tu hijo sorprendido con las luces del árbol. Que hermoso es admirar la simpleza de las cosas. Ahí te das cuenta que es necesario construir recuerdos.

Se me complica un poco el intentar explicar que no sólo llega Santa y los regalos, que por cierto le pidió una banana y una bola roja, sino que para los cristianos, la Navidad simboliza el nacimiento de todo. Se hace lío, veo que se mezcla y me quedo con la idea de que cree que Santa es el primo de Jesús, hijo de María y un pastor, que viven en una casita de madera sin puertas, donde duermen con los renos para que no se mojen. En algún momento lo comprenderá, o capaz ya lo hizo y la que no comprende soy yo.

Nos abrazamos a las 12 como sí fuera el primer y último abrazo, algunos lloran, otros ríen, y yo evado los apretones largos y las miradas, para no caer en la tentación de emocionarme.Eso es la Navidad. La familia, los amigos, los recuerdos, la tradición, la presencia y las ausencias, la mesa, el desorden, la magia de una fábula y la esperanza de un renacer.

Me propongo regalar llamados, perdones, abrazos, sonrisas. Es una linda oportunidad para hacerse presente en la vida de los que nos importan.

Seguro nos sobran motivos para levantar una copa y desearnos una muy feliz Navidad, como nos salga, con lo que tengamos, con lo que podamos.

Algunos con los ojos empapados de dolor, algunos con el nudo en la garganta de la emoción.

A veces Navidades ruidosas, a veces brindis más callados. Pero celebremos. Que estamos acá, que nació Jesús, que la leyenda se hizo presente en una noche que es buena porque es compartida. En una noche que es buena porque regala alegría aunque haya tristezas. En una noche que es buena porque por un rato para muchos, reina la esperanza y la paz.

Feliz Nochebuena y Navidad para toda la comunidad Flor the Flower! Muchas bendiciones para todos! Y que se cumplan sus más profundos deseos.

Autor: Flor the Flower

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s