A las nenas también nos gusta el fútbol

Cuando yo era chica, me encantaba jugar a las Barbies y a ese juego maravilloso donde armabas colecciones de ropa que maldigo no haber guardado mi portfolio, porque ahí había talento. Pero además a mí me gustaba el fútbol. Quizás por eso cuando llegó el varón a la familia, me sentí un poco celosa, porque iba dejar de ser la que pateara pelotas. Sin embargo ahí estaba yo, todos los domingos alentando a Boca. Recuerdo esos viajes a la cancha, nerviosa, ansiosa, porque cuando uno va a ver al equipo que le gusta, siente todo eso y más. El plan era ese, mamá y hermana anti fútbol (ahora casi vendida al equipo contrario), se quedaban en casa haciendo cosas de chicas, y mi papá, mi hermano,una banda hermosa y yo, rumbo al partido. Entrar a la Bombonera era emocionante.“Papi quiero contarte algo le dije un día, yo fumo, te jode si me prendo un pucho”.Lindos cigarrillos hemos compartido, contando los minutos para que acabe ese tremendo encuentro. El fútbol se siente o no se siente y si bien me alejé de las canchas hace mucho y mi hermano me sacó el título de hincha y me puso el de simpatizante, yo lo sigo sufriendo. Que te cuento que me casé con un gallina de pura cepa que con el tiempo aprendió a respetar mi afiliación y jamás intento cambiarla. Somos tan lo más juntos que era necesario pelearnos por algo, no?. Ahora que vivimos lejos no nos queda otra que compartir los súper clásicos. Sólo una vez fuimos al monumental juntos. Todavía me acuerdo del penal que erró el ex marido de Wanda. Él seguro que no le hace gracia, pero a mi mas allá de la victoria, me encantó ir juntos. Este finde tendremos que compartir la final en la que son mayoría (no pude negociar cachorro bostero) así que con mucho orgullo me pondré mi camiseta, para que ellos sepan, que todos podemos compartir cosas sin importar si son rosas o azules o pelotas o cocinas, que en una familia no todos tenemos que querer o pensar las mismas cosas. Que a mamá también le pueden preguntar dónde juega quién, mamá fue a estadios de muchos lugares, mamá tiene lindos cuentos que contar de aquella juventud donde además de revistas y albumens de Rainbow Brite, leía formaciones.

#loqueseheredanosehurta #Románelmásgrande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s