Una novela cualquiera 2

★ ᴛᴇ ᴘʀᴇsᴇɴᴛᴏ ᴀ ᴄᴀʀᴍᴇɴ. ★. Carmen se hacía llamar China. De oriental no tenía nada, ni sushi comía porque era alérgica al pescado. Los ojos más redondos que jamás hayas visto, así que nunca nadie entendió a qué se debía el apodo. La realidad era que no le gustaba su nombre, le parecía aburrido, popular y de vieja. Su mamá insistía en explicarle cada vez que salía el tema que era una tradición familiar que no podía romperse porque sino corrían el peligro de la desdicha. La China era licenciada en Marketing, trabajó muchos años en una empresa multinacional americana, pero a sus treinta y tres nacieran las mellizas y colgó los botines o mejor dicho las presentaciones en PowerPoint. Adivina cómo llamó a una de las bebas. Típico de la China, romper las guindas con todo, criticar la vida del resto y después hacer aquello que en su momento defenestró. Carmencita le puso. Le parecía distinguido. Pobre ella siempre quiso parecer distinguida y cuando se enganchó a Nacho tocó el cielo con las manos. Hacía un esfuerzo sobrenatural por decir traje de baño en lugar de malla, colorado en lugar de rojo y tomar el té en lugar de la leche. Qué pena, que feo querer aparentar algo que uno no es. Muy común en los tiempos que corren. La cuestión es que la China estaba casada con Nacho, un amigo de Gaspar y de ahí que conocía a Soledad. Las presentaron en un asado. Soledad fue la única simpática que al menos registró su llegada y le ofreció sentarse al lado. A los dos segundos estaban hablando. Muy por el contrario, las novias de los demás que ni bola, la miraron medio raro. Típica reacción del snobismo moderno de un grupo ya establecido que no quiere nuevos integrantes y menos si no son del mismo ámbito. Pero la China moría por ser parte. Primera pregunta ¿ A qué colegio fuiste?. Viste que es como que la gente casi está en edad de jubilarse pero le interesa saber a qué colegio fuiste. Te define, te da derechos. Y obviamente la China que renegaba de Carmen pero por sobretodo de Pérez no compuesto, no tuvo más remedio que hablar de su pedigrí. Carmen no era mala, era boluda nomás. #autorflortheflower #unanovelacualquiera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s