Que el alma le gane al ego.

¿Es tan real que todo da igual? ¿Es terrible ir sin tener ganas, ya no vale un esfuercito para hacerse presente aunque estemos molidos?¿Tan cierto es que lo que dice Juan de Pedro habla más de Juan que de Pedro? ¿Acaso los Pedros no la pifian nunca ? ¿Es posible que el amuleto lo usemos más para protegernos de nuestras propias miserias que de los ojos envidiosos del resto? ¿Será que es más fácil soltar que intentarlo? ¿Todo pasado debe ser pisado?¿Sólo se vive una vez? ¿Vivimos y dejamos vivir o únicamente dejamos vivir a los que viven como nosotros? Bla, Bla, Bla.

Me hacen ruido las frases sin contenido, malinterpretadas y usadas a la ligera como respuesta a actitudes poco honestas. Me aburrí de la teoría del buen vivir. Me duermen los que se la saben todas. Me duele el egocentrismo disfrazado de amor propio. Me da sueño el narcisismo, la adulación y el fanatismo desmedido. Y la cátedra del capo master of the world me parece una paparruchada. Viví tu vida muñeco y a mi déjame ser feliz a mi manera, así a paso lento, con la tranquilidad de saberme auténtica y no una versión enchulada para encantar mentes sin corazón.

Ojalá que el marketing de la felicidad no nos chamuye más. Basta gurús de vender recetas mágicas. La industria del yoismo tocó techo. El paquete enlatado del éxito guárdatelo para cuando tengas hambre. Qué tal ser alguien que deja huella sin pisar a nadie. No nos inviten a descartarnos los unos con los otros y mucho menos nos digan qué necesitamos para sentirnos realizados. El viaje de cada persona para encontrar su sentido en la vida tiene e implica caminos diferentes.

Yo me peino aunque no salga en la foto. Para mi la tercera no es la vencida, creo que a veces todo es lo que parece y definitivamente en más de una oportunidad, lo que brilla sí es oro aunque cueste reconocerlo. Y en este caos de personas idénticas, mimetizadas y repetidas, mejor me abrazo a lo que sí vale la pena y me auto convenzo que la felicidad les llega a quienes están dispuestos a reconocerla en la cotidianidad de las cosas, sin tanta teoría ni vueltas. Que el alma le gane al ego porque sino esto se va a poner feo. #viernesdeblabla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s